lunes, 6 de septiembre de 2010

Yoga

Es que si me emociono más me da algo. Hoy fui a mi primera clase de yoga.  Cómo les explico cuánto me gustó.  Una hora de tranquilidad, concentrada en mí, solamente en mí y nada más que en mí. Estiramientos, asanas, respiración. Nada, que no puedo creer que ya esté escribiendo sobre mi primera clase de yoga.
Claro, ustedes dirán, ¿tanta alharaca por una clase de yoga? Lo que pasa es que no saben que llevo años haciendo el amago de que voy a inscribirme en una clase de yoga y siempre había una excusa. Me lo volvían a recomendar y otra vez prometía, aseguraba, ponía fecha y nuevamente pasaba algo que me hacía meter el retroceso.
Pero ya. Se acabó. No más. Todo pasa en el momento justo y pasó. El lugar queda cerca de mi casa, fui caminandito a buscar información y de una vez me inscribí. Hoy me desperté y me enlisté para mi clase de yoooooogaaaaaaa.
Les había comentado en el post anterior que  iba a escribir sobre mi renovado gusto por el silencio y la soledad. Estoy pendiente de ponerme en ello, pero es que  me sentí tan bien con este nuevo paso que tenía que contárselo a alguien. (Suspiro) ¡Qué buen ladrillo en mi vida en construcción!

5 comentarios:

  1. Esooooo estás cumpliendo tus promesas, disfrútalo mucho, después me meto en esa clase pa' robarte el silencio jajajajaja jejejejeje. Además de que allí, justo allí, en esa academia tengo una espía que me contará tus paso jummmm. jajajajaja. me alegra mucho que hays empezado, tómalo como disciplina, yo aún no entiendo mucho de yoga, debe ser por eso que nunca estoy tranquilo. jajajaja. Un abrazo gigante, perdón un ladrillazo en las "testa".

    ResponderEliminar
  2. Caro, qué maravilla!
    Yo soy una super fanática del yoga. Lo practico desde el año pasado y te puedo decir sin ninguna duda que el yoga cambió mi vida, mi manera de percibir el mundo, mi relación conmigo misma. Por eso me emociono cada vez que alguien experimente en carne propia esa emoción. Me alegro mucho por ti!
    Om Shanti

    ResponderEliminar
  3. Gracias Vane. Dicen que "cuando el alumno está preparado el maestro aparece". Creo que ahora sí estoy lista para asumir y disfrutar del yoga. Es el momento.

    ResponderEliminar