lunes, 26 de octubre de 2009

Los sueños no tienen edad

“Que toda la vida es sueño y los sueños, sueños son”, dijo Calderón de la Barca en el soliloquio de Segismundo en “La vida es sueño”. Y agrego yo, que no soy Calderón, sino González, que los sueños son para disfrutarlos no sólo cuando llegan sino durante el camino de su realización. Cada uno de nosotros tiene cientos de sueños que desearía cumplir, pero tenemos una terrible costumbre, les ponemos frenos, excusas, trabas, a todos ellos. “No puedo”, “no soy lo suficientemente….”, “es muy difícil”, “otros a lo mejor puedan pero yo no”, “ya estoy muy viejo, ya se me pasó el tiempo de cumplir mi sueño”.
Es a este último punto al que quería llegar. Nunca es tarde para soñar y mejor aún, nunca es tarde para que nuestro sueño se cumpla. ¿Por qué le digo esto? Porque tengo los pelos de la burra en la mano, y si digo que la burra es negra es porque negra es.
La prueba fehaciente de que la edad no es obstáculo para cumplir un sueño es mi colega, maestro y amigo, Gilberto Aristimuño Palacios. Conozco a Gilberto desde hace 18 años, justo cuando llegué a vivir a Puerto La Cruz y comencé a trabajar en el Diario El Tiempo.
Gilberto es un periodista de larga y exitosa trayectoria en el oriente venezolano. Decir su nombre es referirse a uno de los decanos apasionados de esta profesión. Es un hombre siempre dispuesto a compartir sus saberes, experiencias y sabrosas historias, y yo tuve la inmensa suerte de cruzar mi destino con el suyo.
Llegué a trabajar al periódico sin experiencia de ningún tipo. Era mi primer trabajo. Me mandaron a la calle porque había que cubrir un evento organizado por la municipalidad. Gilberto era en ese tiempo Director de Turismo de la Alcaldía de Puerto La Cruz. Llegué con el fotógrafo que fue mi gran guía, pues para mí todas las caras eran desconocidas, yo recién llegaba a vivir a Puerto La Cruz. Bello (así se apellidaba mi hombre de la cámara mágica) me indicó de entrada: ” licenciada, entreviste a ese señor, el vestido de blanco, siempre tiene cosas interesantes que decir”. No sabía Bello la movida tan extraordinaria que le dio a mi destino.
Me dirigí al hombre vestido de blanco, me presenté, le dije que era mi primer entrevistado, que era mi primer día trabajando y eso bastó para que este gran señor me sirviera de guía y maestro hasta el día de hoy. No sólo me dio una gran entrevista con noticias de primera sino que me indicó a quiénes podía entrevistar y qué cosas interesantes podría obtener de ellos.
Así comenzó mi relación con Gilberto Aristimuño Palacios. Todos los días que iba a la Alcaldía lo saludaba, a veces de lejos, a veces de cerca para sacarle uno que otro dato noticioso. Pero el destino conmigo siempre ha sido juguetón. Siempre me ha dicho muy bajito en el oído que no hay nada casual en esta vida, que todo es causa y a causa de algo.
Mi esposo y yo al llegar a esta ciudad habíamos alquilado un apartamento en un edificio que quedaba cerca del periódico. Un mediodía que llegaba yo de cubrir mi fuente, me subo al ascensor y ¿a quién me encuentro? A don Gilberto Aristimuño. Sí, mi colega, guía y entrevistado habitual era mi vecino. Él vivía en el 12 y yo en el 6. De ahí en adelante nos encontramos mil veces en el ascensor y en la vida. Forjamos una amistad de esas de conversaciones sabrosas, de compartir sueños, de tomar el delicioso café con leche que prepara su esposa Miriam.
¿Qué tiene esto que ver con lo de los sueños? Bien, mi amigo Gilberto siempre ha sido apasionado por escribir, pasión que compartimos, siempre averiguando, siempre escribiendo algo. Siempre soñando con escribir un libro. Con carátula y contraportada, de esos que hablan de uno en la parte de atrás y de lo bueno que es el libro en cuestión.
Muchas veces hablamos de eso. Muchas veces me dio sus manuscritos de cuentos cortos para que los leyera. Manuscritos que disfruté como niña egoísta. Imagínense leer lo que recién salía de la máquina de Gilberto Aristimuño. Qué honor.
Gilberto logró su sueño. A los 81 años, este hombre apasionado, correcto, educado, amoroso, simpático y echador de broma, tuvo en sus manos el primer ejemplar de su libro “El entierro de La Pica”, una historia extraordinaria que como dice la sinopsis de su contraportada “es una narración, donde muchos personajes y hechos reales se mueven entre leyendas, brujos y fantasmas, haciendo apenas perceptible la frontera entre la realidad y la ficción”.


Gilberto me autografió y me escribió una dedicatoria que llevaré en el alma por siempre. Por una u otra causa tuve que posponer varias veces la lectura de “El entierro de La Pica”, pero al fin pude hacerlo, y lo hice de una sentada porque así es como es posible leer ese libro. De una. Una vez que conoces a Wilfrido Mena, a Don Julio y a Hercilia, no puedes pararte hasta saber qué carrizo pasa con la leyenda del tesoro escondido por el mismísimo José Félix Ribas, por los lados de La Pica en el estado Monagas.
Decirles que la narración es extraordinaria es poco. Además es el saber que muchas cosas y lugares que nombra Gilberto en su libro, las conoció de niño y las describe con ese velo sepia que el tiempo le pone a los recuerdos.
Les dije que los sueños, sueños son, y son para ser cumplidos y gozados en el camino a su realización. Así lo hizo Gilberto, disfrutó cada paso de este camino que lo trajo a tener hoy en su biblioteca (y en la mía), el ejemplar anhelado.
No hay edad para los sueños. La vida es sueño y mientras haya vida habrá sueños que serán cumplidos.
Este post es un homenaje a Gilberto Aristimuño Palacios. Colega, maestro, pero sobre todo amigo. Felicidades amigo por el sueño alcanzado. Espero el próximo para leerlo de una, como éste. Eres mi inspiración en esta búsqueda y colocación de ladrillos en mi vida en construcción.
Safe Creative #0910264760452

13 comentarios:

  1. aawwww Caro sin palabras, sinceramente hermoso :)
    SP

    ResponderEliminar
  2. Me hizo llorar con esta publicación. Gracias por dedicarle tan hermosas palabras al hombre más maravilloso del mundo (MI PAPÁ).un ABRAZO!!

    ResponderEliminar
  3. Liamir!!! ¿Qué otras palabras se podrían usar para hablar de ese entrañable ser que es tu papá?
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. todo aquel que conoce a gilberto, a miriam , en fin toda la familia sabe lo maravillosos que son los adoro y extraño mucho , teresita

    ResponderEliminar
  5. hola buenas noches yo le tengo una gran noticia el abuelo de mi papa se encomtro el documento q dejo el mismo jose felix rivas del gran tesoro y resulta q no fue enterrado en la pica de maturin si no el la pica de catuaro estado sucre mi papa tubo el documento en su poder mucho tiempo y luego lo perdio pero savemos donde su abuelo lo encomtro y donde posiblemente esta el tesoro tadavia enterrado solo se necesita un detector de metales y el permiso del dueño actual de ese terreno mi nombre es eliezer rosas vivi en carupano y mi numero tlf es 04148010759 y mi face book es eliezersimon_2003@hotmail.com espero su respuesta

    ResponderEliminar
  6. Eliezer, qué cosa tan interesante. Voy a darle tus datos al escritor del libro.

    ResponderEliminar
  7. Hola Buen Dia, Soy de La Población de La Pica en el estado Monagas y por favor deseo saber donde puedo adquirir este libro del Señor Aristimuño, en Maturin o donde sea posible, les pido me lo hagan saber por siguiente email: solar.venezuela@gmail.com o por mi numero celular 0414 054 88 33.
    Gracias.
    Atentamente:
    Anderson Da Silva

    ResponderEliminar
  8. Señor Da Silva, ya le envié sus datos a Gilberto Aristimuño para que le informe dónde puede adquirir el libro.
    Gracias por su visita a mi blog.

    ResponderEliminar
  9. hola soy el muchacho q el otro dia les conto la historia del documento q dejo jose felix rebas en la pica de catuaro y q el abuelo de mi papa lo encontro yo logre hablar con el señor q escribio el libro pero no se a contactodo mas con mijo quisiera saber q a pasodo gracias espero su respuesta

    ResponderEliminar
  10. hola soy el muchacho q le conto la historia del tesoro enterrado por el mismisimo jose fexiz rivas esta historia es total mente sierta lo q pasa es q yo no tengo los recurso para desenterral el tesoro pero se donde esta y se todo lo q desia el documento:por favor comunicarse a este numero si estan interesados.04267769138 o a mi pim:2A32BADF

    ResponderEliminar
  11. buen dia soy habitante de Maturin deseo comprar el libro para ello dejo mi correo alvavel131@yahoo.com y mi telefono 0424 9381026 alejandro varela gracias de antemano

    ResponderEliminar
  12. buen día soy oriundo de la pica y quisiera saber donde puedo adquirir el libro, saludos mi tlf es el 04249510605.

    ResponderEliminar