domingo, 18 de abril de 2010

Mi sobrina nieta

Hoy es domingo. Acabamos de llegar de un viaje relámpago para conocer a mi sobrina-nieta (claro, la hija de mi sobrina) que vive a más de 300 km de nuestra ciudad. Salimos ayer temprano en la mañana y al llegar allá el cansancio, dolor de espalda, la molestia de 5 horas de carretera e inconveniente con el carro incluido, desaparecieron cuando  vi a esa preciosura que me dejó el corazón blandito.
Nada más recordar que conocí a mi sobrina (realmente es la sobrina de mi esposo pero la amo como si fuera de mi sangre) cuando tenía 5 años me hizo pensar en que la vida pasa demasiado rápido y tenemos que aprender a gozar cada minuto. A mi sobrina la vi crecer, la tuve las temporadas de vacaciones en casa disfrutando de su energía y sus ocurrencias y hoy al verla convertida en una hermosa madre de una extraordinaria y sana bebé, me dejó mil sabores dulces en la boca y en el alma.




Por diversas razones no pude ir sino hasta este fin de semana, justo cuando la beba cumplió tres meses, pero bien valió la pena la espera. Sus risas, muecas y conversaciones entre gorgoritos me llenaron el corazón de ternura y toneladas de amor.
Esta bella bebita en la familia es, sin duda, uno de los más bellos ladrillos en mi vida en construcción.
Safe Creative #1005216352102

2 comentarios:

  1. que bellezaaaaa tia... pues si esa beba vino al mundo para llenar muchisimos corazones de amor... por aqui le decimos "movilnet"... "une a la gente" desde que nacio ha unido mas nuestra familia!!!

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones a los padres de esa bellisima niña que su tia abuela,mas abuela que tia, por sus achaques, se le olvido el nombre de esta priciosura...Mil bendicones a ese angelito sin nombre.

    ResponderEliminar